Ultimas Noticias

Policías y guardia civiles víctimas del terrorismo

Víctimas de ETA: «Ya nos hubiera gustado el mismo trato que se dio a los veteranos de Vietnam»

Agentes víctimas del terrorismo lamentan ser los grandes olvidados, pese a que muchos combatieron a ETA desde primera línea de fuego

Francisco Zaragoza y Javier Correa, presidente y coordinador territorial, respectivamente, de la Asociación de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado Víctimas del Terrorismo (Acfsevt), reprochan a políticos e instituciones su indiferencia hacia este colectivo que, precisamente, agrupa al mayor número de afectados por la barbarie del terror, y que combatieron en primera línea a ETA, Grapo, Terra Lliure…Ambos hablan para ABC sobre las demandas de esta asociación, integrada por víctimas de la Guardia Civil, Policía Nacional, Mossos d’Esquadra, Ertzaintza y Policía Municipal

«Si el Gobierno dice que no ha negociado y no negociará con una banda terrorista, no seremos nosotros quienes le llevemos la contraria -afirma Correa-. Una de las principales premisas de cualquier Estado de Derecho es que con delincuentes nunca se negocia, y eso es lo que desde la Asociación deseamos». «A pesar de estar retirados del servicio activo -añade Francisco Zaragoza-, formamos parte de los Cuerpos de Seguridad del Estado. Acatamos las leyes, normas y sentencias judiciales. Como servidores públicos siempre lo hemos hecho. Otra cosa es que estemos de acuerdo o no con esas leyes, con esas normas, con esas sentencias judiciales o incluso con las declaraciones públicas de nuestros representantes políticos».

Ambos son conscientes de la división que existe entre las víctimas del terrorismo, agrupadas en un sinfín de asociaciones. «La gran mayoría de los miembros de Acfsevt estuvimos antes afiliados a la AVT, pero la dejamos y formamos otra Asociación, al no saber entender nuestros problemas e inquietudes como miembros de Cuerpos policiales o Fuerzas Armadas», reconoce Correa. «Esa misma inquietud hace que nuestras actuaciones sean el reaccionar y quejarnos en los despachos e Instituciones, en vez de la calle». «Los asociados de Acfsevt tienen problemas añadidos a los del resto del colectivo de víctimas del terrorismo y tratamos de encontrar solución -añade Zaragoza-. El malestar que nos trasladan nuestros asociados es un enorme déficit de atención, de información y de reconocimiento por parte de nuestros cuerpos de origen. El malestar que tienen nuestros asociados es la enorme diferencia entre víctimas que se hace por parte de la Administración del Estado y por parte de la Justicia; el malestar son los constantes agravios comparativos en el trato interno dentro de nuestros cuerpos de origen; el malestar son las sistemáticas negativas de la Abogacía del Estado a reconocer nuestros derechos, que al final conseguimos tras varios años de lucha contencioso-administrativa contra el Estado».

La derrota de las armas

Los dirigentes de la Acfsevt coinciden en que es indiscutible que ETA ha sido derrotada policialmente, si bien quedan pendientes muchos frentes que hay que cerrar. «La derrota policial de ETA no la discute nadie, sin olvidar que aún ETA sigue existiendo y por lo tanto la actividad policial también -afirma Correa-. Es de justicia que sean resueltos y esclarecidos los atentados que aún permanecen sin resolver, que se indique el lugar donde permanecen los cadáveres de personas que fueron asesinadas y aún no han sido encontradas, las explicaciones de los brutales asesinatos que sufrimos en nuestra Patria, y un sinfín de cosas». Además, «el resarcimiento a las víctimas no es sólo cuestión de una indemnización determinada, es la memoria y recuerdo a los que cayeron, dignidad a los cientos de heridos que sufren en silencio, castigo a los culpables y enseñanza para que no vuelva a ocurrir». «Esa derrota policial es indiscutible -corrobora Zaragoza-. También ha colaborado en ella la Justicia, aunque no tanto como hubiera sido deseable. Hay enormes lagunas que hay que solucionar antes de pasar página o de cerrar “El libro del Terrorismo en España” como pretenden algunos, a toda prisa, sin respeto alguno por el sufrimiento de tantas y tantas personas a las que los terroristas han destrozado su vida. Se pervierte el lenguaje por parte de los amigos de los asesinos que ahora los presentan como héroes salvadores de su patria cuando únicamente son criminales que han cometido delitos tipificados en nuestro Código Penal y que han sido castigados y condenados como corresponde a sus delitos; y no como a presos políticos».

Víctimas sin ver juzgado al verdugo

Con todo, opina que «la Justicia en España no ha sido justa con las víctimas de los asesinos. Especialmente en el cumplimiento de las penas de los condenados; en las enormes diferencias de sentencias indemnizatorias; en el enorme número de despropósitos que se han cometido por parte de todos, jueces, responsables políticos y responsables judiciales». Como consecuencia de ello, «tenemos asociados que no han tenido ni siquiera el derecho a un juicio y desconocen a los autores de sus atentados; en la misma situación tenemos a muchas viudas y huérfanos que desconocen quién asesinó a sus seres queridos; que no han obtenido la compensación ni siquiera moral por su sacrificio; tenemos asociados que a pesar de haber sufrido amputaciones graves, sus indemnizaciones han sido verdaderamente vergonzosas comparadas con las concedidas a otras personas de la política con amputaciones similares. Hay atentados que no es que no se hayan esclarecido, es que ni siquiera figuraban en el listado del Ministerio del Interior ni de la Audiencia Nacional; y desde esta asociación se ha conseguido poner en evidencia y solucionar parcialmente».

Zaragoza y Correa no están de acuerdo con quienes afirman que ETA ha ganado por el mero hecho de que Bildu esté en las instituciones. ETA no nació para gobernar la Diputación de Guipúzcoa y el Ayuntamiento de San Sebastián, sino para imponer un estado vasco socialista e independiente.«Por supuesto -asegura Correa-. Y ahí están los hechos. Con eso no se conforman. ETA nació para buscar la independencia e implantar un estado tirano, donde solo tuvieran cabida los que pensaran como ellos. Y han perdido. Que gobiernen en algún determinado lugar no significa nada, es una trampa de nuestro propio sistema. Lo triste es que lo hayamos dejado». « Es evidente. ETA nació con la ambición de crear un nuevo país separándose de España -sentencia Zaragoza-. Que durante más de cincuenta años lo hayan intentado y que no lo hayan conseguido no es nada extraño. La Comunidad Autonómica Vasca es la región europea que disfruta de mayor índice de autodeterminación; que se siga presionando al Estado español con la amenaza siempre presente de la vuelta a las armas por parte de los asesinos de ETA si no se les concede lo que piden, para conseguir cada vez más poder político es una muestra de lo que pretenden».

Tanto Francisco Zaragoza como Javier Correa lamentan que no se haya reconocido suficientemente a quienes combatieron a ETA desde primera línea, en los crudos «años de plomo». «La sociedad vasca nos ha maltratado y humillado durante más de cincuenta años y en algunos lugares se sigue haciendo -se queja Zaragoza- ¿Cómo puede considerarse que los policías nacionales, los guardias civiles, los militares que están destinados en esa comunidad autonómica sean considerados parte de un ejército invasor? ¿cómo puede ser que la policía autonómica sea considera colaboracionista de ese ejército invasor? ¿cómo puede ser que por ese simple argumento hayan sido objetivo y objeto de atentados terroristas? ¿dónde están los defensores de los Derechos Humanos de estos servidores del estado español?

A veces da la impresión de que aquellos guardias civiles y policías nacionales que lucharon contra ETA en la década de los ochenta, o noventa, han tenido después un trato similar al que se duio a los veteranos de la guerra de Vietnam

«Los veteranos de la guerra de Vietnam, no todos por supuesto, tuvieron una atención por parte de sus compatriotas, de sus superiores y del gobierno de su país que ya hubiéramos querido tener nosotros. Se han hecho propuestas en ese sentido por parte de esta asociación, pero no parece que hay voluntad política de atenderlas…como siempre».

«El principal reproche de nuestra Asociación va dirigido contra esas personas, representantes políticos de la sociedad, que no quieren reconocer el sacrificio que hemos hecho los policías y los guardia civiles para que España y los españoles puedan disfrutar en la actualidad de tal grado de libertad, a pesar de tantos casos de corrupción como se están conociendo en los últimos meses», comentan. «En ocasiones se niegan a recibirnos y nos indican que sólo se reúnen o dialogan con una determinada asociación, cuando en un sistema democrático en la variedad reside la grandeza».

Fecha: 29 marzo 2015

 

 

ACFSEVT es una entidad colaboradora de:

 

ACFSEVT está galardonada con:

    Distinción de la Generalitat Valenciana – 2009
    Premio Solidaridad UCAM – 2011
    Distinción Policía Generalitat Valenciana – 2012
    Premio Internacional de Victimología y de Defensa de las Víctimas del Terrorismo – 2012
    Cruz al Mérito Policial con Distintivo Rojo, Dirección General de la Policía – 2013
    Cruz de Plata al Mérito de la Guardia Civil, Dirección General de la Guardia Civil – 2013
    Mención Honorífica Premios Justicia, Cons. Justicia Generalitat Valenciana – 2014
    Acreditación Tutores Prácticas Formativas Facultad de Derecho, Facultad de Psicología, Facultad de Economía y Facultad de Ciencias Sociales Universidad de Valencia