Desde ACFSEVT, Asociación de Policías y Guardia Civiles Víctimas del Terrorismo, quisiéramos trasladar nuestro más sincero pésame a las familias y compañeros de los dos Guardia Civiles y un ciudadano asesinados en Albalate del Arzobispo (Teruel).

Así mismo queremos manifestar nuestra preocupación por la escalada de hechos violentos que viene sufriendo nuestra sociedad.

La impunidad de la radicalización y el incremento de violencia gratuita en la sociedad es responsabilidad de nuestras Instituciones y legislar para evitarla y para hacer justicia con las víctimas de la violencia, es labor de nuestros gobernantes.

Los miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, con los escasos medios de que disponemos, nos jugamos la vida a diario para retirar de las calles a tipos de esta calaña y asistimos con impotencia, perplejidad y con indignación a las escasas consecuencias que tienen estos actos delictivos ante la Justicia.

Observamos con impotencia que acciones criminales como la cometida por Rodrigo Lanza, – dejar tetrapléjico a un Guardia Urbano de Barcelona-, es castigado con una condena de tan solo 8 años de prisión y los delicuentes habituales quedan en libertad después de cumplir solo 5 años, posibilitando que vuelvan a delinquir, en este caso asesinando cobardemente y por la espalda a Victor Laínez, por el simple hecho de llevar unos tirantes con los colores de la bandera nacional.

¿Para cuando una ley que impida que estas alimañas queden en libertad? ¿para cuando una ley que evite que a partir del segundo asesinato, el resto le salgan gratis a los asesinos?

Como Víctimas del Terrorismo estamos acostumbrados, aunque no resignados, a que el Estado de Derecho y la Justicia trate mejor a los delincuentes que a sus víctimas.

Sin embargo no desfalleceremos, seguiremos pidiendo la modificación del Código Penal en este sentido y esperamos que la ciudadanía también lo reclame a nuestros legisladores.

JUNTA DIRECTIVA ACFSEVT