El Rey ha rendido homenaje a todas las víctimas del terrorismo cuando se cumplen cinco años del último atentado cometido por ETA en Calviá (Mallorca), un aniversario muy presente en la recepción que junto a la Reina ha ofrecido a los agentes del dispositivo de seguridad con motivo de su proclamación.

“Gracias a vosotros y gracias a los que no están con nosotros”, ha dicho don Felipe en el acto, celebrado en el Palacio de El Pardo, donde ha remarcado: “Siempre mantendremos un recuerdo muy vivo de todos los que no nos pueden acompañar en un día como hoy porque empeñaron su vida al servicio de los ciudadanos”.

También ha resaltado el Monarca, ante una representación de los más de 9.000 policías, guardias civiles y sanitarios que garantizaron la seguridad en los actos de su proclamación, que estos servidores públicos “dedicaron su vida hasta las últimas consecuencias por atender y cuidar a los ciudadanos”.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha recordado en un discurso previo que este miércoles se cumplen cinco años del último atentado etarra, cometido en la localidad mallorquina de Calviá, donde murieron los guardias civiles Diego Salvá y Carlos Sáenz de Tejada.

Fernández Díaz ha dedicado un “sentido recuerdo” hacia los agentes y sus familias y también a todas las víctimas del terrorismo, y ha hecho hincapié en que el primer acto oficial que celebraron los Reyes tras la proclamación de Felipe VI fue precisamente con los representantes de estas víctimas.

Fecha: 30 julio 2014

Fuente: http://www.elmundo.es/espana/2014/07/30/53d8f24d22601da17a8b458c.html