Consideran que la creación de la Dirección General de Paz, Convivencia y Derechos Humanos es “una manera de maquillar” el apoyo de EH Bildu al Gobierno foral.

Familiares de todas las víctimas mortales de ETA en Navarra han suscrito un texto conjunto en el que cuestionan el papel de la Dirección General de Paz, Convivencia y Derechos Humanos del Gobierno foral, considerando que su creación es “una manera de maquillar” el apoyo de EH Bildu al Gobierno foral.
Los familiares de estas víctimas emiten este comunicado en respuesta a la rueda de prensa que ofrecieron el pasado 9 de diciembre la consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales, Ana Ollo, y el director general de Paz, Convivencia y Derechos Humanos, Álvaro Baraibar, rueda de prensa en la que presentaron un balance de las políticas públicas en materia de paz y convivencia llevadas a cabo durante 2016.
Los familiares han señalado que, en su exposición, los dos cargos hacían referencia a la relación de su departamento con las víctimas del terrorismo de ETA y, “según el director y la consejera, las víctimas les han trasladado una visión muy positiva del programa en su globalidad y la mayoría pone en valor que sea ‘la primera vez’ que el Ejecutivo contacta con ellas”.
Según las víctimas, “estas afirmaciones no se corresponden en absoluto con las reflexiones que las víctimas de ETA hacemos y no nos sentimos en ningún modo reflejados en ellas, por tanto consideramos necesario hacer, por primera vez, un comunicado conjunto recogiendo la postura de las víctimas del terrorismo de ETA de Navarra ante la Dirección de Paz, Convivencia y Derechos Humanos del Gobierno de Navarra”.
Así, estas víctimas han afirmado que han mostrado siempre su “rechazo y desconfianza ante un Gobierno integrado por EH Bildu, que no solo nunca ha condenado el terrorismo, sino que se relaciona con él”.
Además, han apuntado que la Dirección General de Paz “ha contactado por teléfono con algunas de las víctimas navarras y ha mantenido algún encuentro personal, si bien la mayoría de ellas ha rechazado acudir a dichos encuentros por falta de confianza ante la incoherencia de este Gobierno”.
A continuación, han señalado que “no es cierto que estamos muy agradecidos por la creación de la Dirección de Paz, Convivencia y Derechos Humanos”. “Al contrario, para las víctimas de ETA es una manera de maquillar la presencia de EH Bildu en el Gobierno y blanquear su relación con la banda terrorista”, han añadido.
Según han afirmado las víctimas, “hace cinco años que ETA ya no mata y los que les defendían o justificaban políticamente están en el Gobierno actual de Navarra sin haber modificado su discurso, así que lo que hagan o digan en relación con las víctimas del terrorismo de ETA difícilmente puede tener alguna credibilidad”.
Por otro lado, las víctimas han sostenido que “no es cierto que sea la primera vez que el Gobierno de Navarra contacta con las víctimas del terrorismo” y han explicado que “en el año 2000 el Gobierno de Navarra concedió a las víctimas del terrorismo la Medalla de Oro de Navarra que está depositada en el Parlamento foral y ha habido otros muchos momentos de encuentro y solidaridad con las instituciones navarras”. “No hace falta llegar al Gobierno para acercarse a las víctimas”, han apuntado.
Igualmente, las víctimas han asegurado que han “sentido que las llamadas y contactos realizados por la Dirección de Paz y Convivencia a las víctimas de ETA han sido utilizadas por la consejera y el director de manera interesada”. “No mencionan nada de los mensajes que las víctimas transmitían al Gobierno, su malestar por la presencia de Bildu, ni la negativa a participar en un acto que pretendían organizar con todas las víctimas y partidos políticos que han tenido que desechar al no tener ninguna respuesta”, han afirmado.
En el escrito conjunto, las víctimas de ETA aseguran que quieren “vivir en una comunidad donde las fotos de los asesinos no presidan los escenarios festivos, donde no se llame presos políticos a los terroristas, donde no se quiera tapar la historia reciente con la memoria pasada”. “Las víctimas del terrorismo hemos manifestado en múltiples ocasiones que estamos en contra de que se victimice todo para tratar de confundir la realidad vivida con el terrorismo de ETA, usando expresiones como ‘todo tipo de víctimas’, ‘de uno y otro lado’, ‘de todas las violencias’, algo que las formaciones políticas que conforman el Gobierno utilizan constantemente y conscientemente”, han añadido.
A continuación, las víctimas han pedido “al Gobierno de todos los navarros que exija a ETA que se disuelva, que colabore con los casos sin resolver, auténtico drama familiar, que exija la devolución de las armas y el perdón público a la sociedad por tanto dolor causado”.
Finalmente, han afirmado que siguen exigiendo “respeto para nosotros y seguimos reivindicando lo que siempre hemos pedido para nuestros familiares asesinados: memoria, verdad, justicia y reparación”.

Fecha: 13 diciembre 2016

Fuente: http://www.diariodenavarra.es/noticias/navarra/2016/12/13/victimas_eta_navarra_cuestionan_direccion_paz_convivencia_505026_300.html