La Audiencia Nacional ha mostrado últimamente unas sorprendentes prisas sobre dos asuntos de alto calado judicial. Que tendrían que explicar bien.

El primer ataque de urgencia saltó a raíz de la sentencia del Tribunal de Estrasburgo que anuló la doctrina Parot.

A pesar de que se trataba de una decisión que, en principio, podía limitarse al recurso concreto sobre el que se pronunció la instancia europea, y a pesar de que cabía optar por elevar consultas a instancias superiores, incluso a Estrasburgo, sobre su aplicación y sobre cómo proceder en concreto y en cada caso, la Audiencia se lanzó a dejar en libertad a todos aquellos que podían estar relacionados con la famosa doctrina Parot.

A las pocas horas, comenzando por Inés del Río, empezaron a salir a la calle algunos de los etarras más sanguinarios. En unas semanas medio centenar de grandes asesinos habían quedado en libertad. Una prisa excesiva, que no entendieron los ciudadanos.

El segundo episodio de aceleración estalló en cuanto el Congreso aprobó la reforma de de la llamada ‘Ley de justicia universal’. Con una celeridad digna de mejor causa, la Audiencia Nacional se apresuró a desentenderse, desimputar y dejar en libertad a delincuentes internacionales, sobre todo narcotraficantes, actitud que algunos consideraron una ‘pataleta’ por parte de los magistrados. No se esperó, por ejemplo, a ver qué ocurría con el recurso ante el Tribunal Constitucional anunciado por el PSOE, y que acaba de ser admitido a trámite por el TC.

Ahora, el Tribunal Supremo, por unanimidad, ha desautorizado a la AN, diciendo que ha aplicado de forma errónea la nueva ley de justicia universal, y que España sigue teniendo jurisdicción para apresar barcos en alta mar en virtud de la Convención de Viena de 1988 y los acuerdos del mar de Montego Bay de 1982. Algunos medios lo han calificado de “varapalo” a la Audiencia Nacional.

El problema es que narcos los que quedaron en libertad han volado. Por las prisas. ¿Alguien responderá de ello?

Fecha: 25 julio 2014

Fuente: http://www.elconfidencialdigital.com/blogs/confidencialmente/prisas-Audiencia-Nacional_7_2314038575.html