El equipo investigador ha analizado 833 nuevas llamadas telefónicas y ha descartado que ninguna de ellas pueda ser una alternativa al chivatazo.

El equipo que investiga el caso Faisán ha analizado 833 nuevas llamadas telefónicas, y ha descartado que ninguna de ellas pueda ser una alternativa a la que consumó el chivatazo. Según publica El Mundo, incluso después de ampliar la investigación a las llamadas recibidas en el bar, la teoría que cobra fuerza sigue siendo que el soplo lo dieron los tres imputados, como única “hipótesis racional y congruente”.

El juez Ruz solicitó este informe al equipo de investigación para responder a las objeciones con las que el Pleno de la Audiencia Nacional revocó el procesamiento del exdirector de la Policía, Víctor García Hidalgo; del exjefe superior del País Vasco, Enrique Pamiés, y el inspector jefe José María Ballesteros.

El informe insiste en uno de los principales reproches a la investigación, y explica que lo “razonable” es que la llamada del Bar Faisán fuera “saliente” y no “entrante”. Es decir, que Ballesteros, que estaba en el bar, llamara a su jefe Pamiés “por cuanto el sujeto 2 (interlocutor) no puede precisar el momento en el que el sujeto 1 (portador del móvil) va a abordar a Joseba Elosua”.

El equipo de Carlos Germán expone en esta investigación el análisis que ha llevado a cabo de las 833 llamadas entrantes recogidas ese 4 de mayo de 2006 por las antenas de telefonía de la zona. Todas ellas son analizadas, para quedarse sólo con las que duraran más de cinco minutos, que empezaran entre las 11:20 y las 11:30 horas y que acabara entre las 11:25 y las 11:40 horas; características oficiales de la “llamada del soplo”. El resultado es “la existencia de cinco llamadas de sentido entrante que cumplen estos requisitos objetivados“.

Después, se interrogó a los usuarios de esos teléfonos, y según el informe: “se puede afirmar que todos sus titulares y/o usuarios son personas absolutamente ajenas y desconocedoras de la investigación y de las informaciones facilitadas a Joseba Elosua y son personas desvinculadas de cualquier nexo con miembros de las FFCCSE [Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado], eliminándose su más mínima vinculación con los hechos investigados”.

Por eso, el informe concluye que “que de las 1.932 llamadas registradas (entrantes y salientes) ese día [...] sólo una reúne los requisitos fijados y a su vez cumple con el requisito específico de que los titulares y/o usuarios de esos teléfonos sean funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía”. Se trata de la que efectuaron a las 11:23 horas Ballesteros y Pamiés.

Además del informe de la Policía, Ruz también pidió otro informe a la Guardia Civil, relativo al material reunido por el equipo investigador. El Instituto Armado también apuntó la implicación de los imputados como “hipótesis más consistente” y descartó las supuestas incoherencias expuestas por el Pleno.

También la Guardia Civil criticó la decisión de descartar las llamadas entrantes, por lo que Ruz ha pedido al Instituto Armado que amplíe el informe.

Fecha: 12 junio 2012

Fuentes: http://www.libertaddigital.com/nacional/2012-06-12/un-informe-de-la-policia-concluye-que-la-cupula-de-rubalcaba-dio-el-chivatazo-1276461035/

http://www.libertaddigital.com/nacional/2012-06-06/la-guardia-civil-relaciona-el-chivatazo-con-la-negociacion-con-eta-1276460517/